lunes, 1 de mayo de 2017

¡Sí, finalmente lo he hecho! ¡Una crítica positiva!: El príncipe que no estaba destinado a reinar


¡Buenas, caracoños!

Por el título ya lo habréis supuesto, pero lo digo igual: ¡Hoy os traigo mi primera crítica positiva en la pluma!

¡Oh! ¡Oh! ¿Qué obra habrá sido la que ha conseguido sortear la crítica de esta pedazo de perra criticona?”, diréis.

Antes que nada, no os emocionéis tanto ¿Cuándo habéis visto que no le ponga un pero a algo? ¿eh?

Pues la afortunada (o no tanto, que tampoco hay premio ni nada) es esta historia de Wattpad:

El príncipe que no estaba destinado a reinar
(Los capítulos han sido borrados porque va a ser publicada en papel próximamente)


Pedazo de Spoiler el título ¿no?

En realidad no tanto, ya que esta novela de Phoebe Wilkes, es una historia ya conocida. Pero antes de que, los que no conozcáis la historia de Kaspar Hauser, empecéis a buscar sobre él en Internet, os recomiendo que os leáis primero la novela. La disfrutareis mucho más.

El príncipe que no estaba destinado a reinar, es la típica historia de un niño feral, que luego no lo era realmente, pero que podría haberlo sido a medias porque en realidad es el hijo perdido de no se que familia real de no se donde, pero que al final no, porque era todo una estafa, hasta que unos siglos después alguien analiza las zurraspas de sus calzoncillos y sale que no, aunque otros dicen que si, y en fin... que ni puta idea de quien era Kaspar, ni estoy segura de si realmente me importa saberlo. Pero si mi sinopsis absurda no os ha dejado claro nada, os dejo aquí la original:

En las desiertas calles de Núremberg un joven de no más de dieciséis años se halla dando tumbos de un lado a otro. En una de sus manos porta la sagrada Biblia, en la otra, una carta. De sus labios no sale una palabra coherente y nadie en la ciudad sabría afirmar con certeza quién es y de dónde ha salido.

¿Será de verdad retrasado o acaso estará fingiendo una inherente estupidez? ¿Su lugar de origen es Baviera? Y en caso de que no, ¿qué se le ha perdido en Núremberg? Muchas preguntas se agolpan en las mentes de policía y ciudadanos, que llenos de curiosidad, no tardarán en convertir al chico en toda una leyenda.

Y mientras la popularidad del adolescente se acrecienta, un noble español llega a la villa con intenciones un tanto dudosas. ¿Será él quien pueda echar algo de luz sobre toda la oscuridad que rodea a este misterio? ¿O quizá su misión sea ocultar, a toda costa, los orígenes de quien ya se rumorea se trata del hijo bastardo de los reyes?

Este personaje, Kaspar, se convirtió en una celebridad local; tanto que le hicieron una estatua, y dicen que hasta se festeja un día en su honor en Ansbach.

Imagen extraída de: http://hipotesis-carolus.blogspot.com.es/2008/07/un-paseo-por-ansbach-el-lugar-de-kaspar.html


Me dio por leer esta historia por pesadez pura y dura de la autora. A mi, por los memes que usaba para promocionarla, solo me quedaba claro que Kaspar, representado con un chibi con ojos grandes como platos, quiere pan; se lo dan y luego lo dejan tirado otra vez. ¿Habríais podido resistir la presión de algo con ojos grandes pidiendo pan? Yo no, y por eso mi gato Ronchas está así de gordo.

Total, que la puse en la larga lista de pendientes, ahí muerta del asco. Hasta que un día me entero de que la autora la va a quitar de Wattpad, porque la va a publicar en papel. Kaspar iba a desaparecer de allí y yo sin haber podido darle pan al pobre chibi ese.

Tardé tres días en leerla. La verdad es que me enganché, seguramente por que no conocía la historia de Kaspar, pero también porque el estilo narrativo de Phoebe es ligero, ameno y poco común en Wattpad. Disfruté mucho con ella, y por eso la recomiendo. Ahora bien, como todo, tiene cosas mejorables.

La novela cumple bien con lo que para mi, es lo más importante: entretener. Si además de eso, consigue que mientras lo hago no me enfade demasiado, lo considero un éxito.

¿Pero que hay de mis otros estándares de calidad: la originalidad y el mensaje?

¿Se puede ser original contando una historia basada en otra ya conocida?

Por supuesto que sí. Porque no es solo lo que cuentas, es como lo cuentas. A veces nos explican la anécdota o historia más común del mundo, y nos encanta, por el simple hecho de que aporta algo nuevo en la forma de contarla. Otras veces, añadiendo elementos nuevos obtenemos el mismo resultado o lo reforzamos.

Phoebe narra la historia con gracia, con toques de humor y añade elementos nuevos que conectan con otras novelas suyas, previas a esta, que son una sorpresa muy agradable, tanto si las has leído como si no.

Si además, la comparamos con el tipo de historias que podemos encontrar en Wattpad, gana puntos a su favor. Huye de lo fácil, el romance no tiene un peso importante en la historia, aunque se sugiera en algunos momentos, o se mencione algo por encima. Y tal vez eso, la expectativa de lo que te vas a encontrar, hace que valores un poco más esta historia. Si lees a noveles, obviamente no vas a valorar sus escritos como lo harías con los de alguien con muchas tablas.

Para mi El príncipe que no estaba destinado a reinar, es un pez grande en un estanque pequeño. Pero como esta analogía no queda muy bien, siendo Wattpad de todo, menos pequeño, usaré esta:

El príncipe que no estaba destinado a reinar es una joya en medio de un estercolero. Habría que preguntarse si rodeado de otras seguiría teniendo valor o pasaría a ser simple chatarra.

Obviamente, no solemos pedirle lo mismo a algo encontrado Wattpad, que a algo que vemos en una librería. Pero pasada la frontera en la que podemos decir, que esa historia de Wattpad, es potable, parecería injusto no pedirle un poco más. Y si tenemos en cuenta que esta novela va a ser editada y va a competir con otras que cumplen los mínimos para serlo, no hacerlo sería condescendiente y poco honesto con quienes os planteéis comprarla.

Pero volveremos a eso más adelante, ahora mismo quiero mencionar el mayor fallo que le veo.

Tenemos una historia, que aunque no sea la de Jack el Destripador, es bastante conocida. Hay multitud de información sobre ella en Internet, y si es así es porque está rodeada de misterio y hay muchos interrogantes al respecto.

Lo que suele pasar con esto, es que se tejen una serie de hipótesis a su alrededor, y el mayor problema que le veo a como ha abordado ese aspecto Phoebe, es que parece que no se haya decidido totalmente por ninguna.

La historia, una vez concluida, no resuelve el misterio de Kaspar. Recordemos que es una historia basada en hecho reales, no una recopilación de información. Pienso que Phoebe debería haberse mojado un poco más, y decantarse por una. Aunque no quisiera resolver el misterio en el libro, al menos ella, debería tener claro que es lo que pasó realmente en su versión.

La información que hay sobre el tema es contradictoria. Si aceptamos, por ejemplo, que Kaspar mentía, entonces debería haber descartado algunos hechos que en su novela se toman como ciertos. Si por el contrario, decía la verdad, otros hechos son completamente ilógicos. Por ejemplo, no tiene sentido que Kaspar aprenda a hablar, incluso a leer y escribir tan rápido, ni tampoco la escena en la que se describe como otra persona le agrede.

Todo esto te deja con un mal sabor de boca al final, porque has esperado hasta allí para obtener una explicación y lo que has conseguido es sentirte un poco estafada. Ha jugado con el mismo misterio que convierte la historia original en interesante, para que sigas leyendo, pero luego, cuando crees que estás punto de obtener lo que buscabas, te da un bofetón y lo aparta de ti riendo malevolamente, tal y como hacen con Kaspar y el pan en sus memes. Tal vez, la respuesta a este fallo esté en este comentario.

Le gustan más los perros... Increible. Definitivamente, no puede estar cuerda


Phoebe empezó la historia poniéndose de un lado, y terminó en el otro. Por eso la historia no termina de cerrar bien. Es común, cuando escribimos ir cambiando la historia, o el final que habíamos pensado, pero si hacemos eso, debemos volver al principio y revisar bien los fallos de cohesión. Es común ese problema en Wattpad, donde se subes un capítulo sin haber escrito aun el resto. Por eso hay tantos autores que las borran y las resuben una vez terminadas. Cosa que a mi me parece un cagadón, porque poca gente va a querer releer casi lo mismo, otra vez. Ahí tengo Rabia y Miedo, muerta del asco.

Sobre el mensaje: no aprecio ninguno en especial. Ya sabéis que no lo considero algo imprescindible. Simplemente, es algo que suma, como la pregunta opcional de un examen. No obstante siempre se percibe algo que el autor no dice explícitamente, pero que conecta bastante con sus ideas. Yo en este libro percibo, aparte de los sentimientos contradictorios respecto a Kaspar, cierto tufo a clasismo.

En la historia, los personajes de clases o jerarquías más bajas que otras, en especial Kaspar, parecen capaces de hacer cualquier cosa, por inmoral que sea, para conseguir posición o dinero. Intentar sacar una buena compensación de un noble, por hacerle un favor, se presenta como un acto ruin y repugnante, mientras que se suaviza el hecho de comprar afecto a base de dinero, y joyas, poniendo como miserable a quien percibe el favor.

Otra cosa que me gustaría comentar, es que en la novela no hay apenas personajes femeninos, y los que están, no tienen especial relevancia. Pero tampoco no se puede extraer demasiadas conclusiones, en ese sentido, por esa novela. Habría que revisar más historias de la autora para saber si tiene tendencia a descartar los personajes femeninos o no.

Conclusión

El príncipe que no estaba destinado a reinar, es muy entretenido. Me lo zampé de una sentada, y tengo muchas esperanzas de que pase lo mismo cuando lea el resto de las novelas de la autora. Por cierto, os animo a leerlas, si no acabáis de decidiros con esta crítica. Podéis encontrarlas en su perfil de Wattpad.

En definitiva, creo que sí se merece estar publicada.

6 comentarios:

  1. Qué bueno que la pluma insolente regrese a las criticas, aunque no esperaba un regreso tan positivo, la ultima novela que leí de corte historico fue el ciclo barroco, desde entonces le he dado un respiro al genero.
    Tal vez regrese con esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad es que la pluma ya había vuelto antes de esta crítica, en la anterior hice una buena escabechina, por si te has quedado ganas de sangre, cerdito. Lo que me recuerda que pronto te va a tocar a ti pasar por el matadero :3.

      Eliminar
  2. Ok, ya lo leí (meh, ya lo había leído antes, pero justo ahora tengo tiempo para comentar)y, ¿qué decir? TE HAGO UN MALDITO PEDESTAL. Really, has dicho todo lo que a mí se me pasa por la mente cuando se trata de esta novela (no, no eres la única que es muy crítica; yo soy igual y especialmente con mi propio trabajo). Así que te doy las gracias por la reseña y cierto es que no me equivocaba al pedirte que leyeras (siento que sobreviví a la Inquisición, by the way...) :´)

    La cosa aquí es que cuando comencé este proyecto quería que fuese un pasatiempo / modo de relajarme o como quieras llamarlo, para llevar a cabo mientras recuperaba la inspiración para otra novela (que, mátame, sigue en pausa después de año y pico). Por eso iba a ser más que una historia en sí, una manera de exponer X hechos con algo de ficción y así poder fomentar mi introversión y mi capacidad de preguntarme qué carajo pasó (he aquí las incoherencias). Pero a medida que el proyecto se hacía más grande y teniendo yo más ideas, pensé: ¿por qué no lo complico más... por joder? Así que expuse todo lo que sabía (algo adornado *ejem*) y dije: Detengo la novela aquí, porque quiero que el lector piense por su cuenta si Kaspar era un príncipe real o un impostor.
    Cosa curiosa: de todas mis novelas, ésta es la que tiene el final que más me convence... (Ah, vamos, me declaro culpable de jugar con la mente de los lectores y marear mucho la perdiz).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Phoebe, me alegra leer de una autora que es crítica con sus propio trabajo, de gente sin autocrítica están los grupos de facebook llenos, lamentablemente, y la verdad es que se nota, y mucho, cuando nos pegamos caña a nosotros mismos.

      Te voy a seguir leyendo por cierto, pero Kaspar es adorable y tú eres maquiavélica, que lo sepas :p

      Eliminar
  3. Me alegro por ambas. Yo tengo pendiente ser destripado como un puerco en el día de la matanza, pero estoy dudando sobre cual de mis retoños enviar al sacrificio.

    ResponderEliminar

¿Vas a dejar esto sin réplica?